Thursday, September 29, 2016

LA TEOLOGIA DE LA "VISION FEDERAL": LA SOLA FE NO ES SUFICIENTE, NECESITA DE LAS OBRAS.

(TRAD: "FE + OBRAS= SALVACION)

Contrario de la teología de la "Visión Federal," la Escritura habla muy claramente de la fe como el único instrumento de justificación.

Una vez que uno cree en la obra salvadora de Cristo, Dios declara tal persona justa y el perdón de sus pecados (Romanos 4: 1-12). Ningún rito religioso u obras es necesario para la salvación; por lo tanto la Escritura dice que Abraham-el ejemplo de fe, fue salvo por la fe sola, y no a través de ritos religiosos (en el caso de Abraham; la circuncisión es el predecesor del bautismo), ni de obras:

¿Qué diremos, entonces, que halló Abraham, nuestro padre[a] según la carne(A)? Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué jactarse, pero no para con Dios(B). Porque ¿qué dice la Escritura? Ycreyo Abraham a Dios, y le fue contado por justicia(C). Ahora bien, al que trabaja(D), el salario no se le cuenta como favor, sino como deuda; mas al que no trabaja, pero cree en aquel que justifica al impío, su fe se le cuenta por justicia(E). Como también David habla de la bendición que viene sobre el hombre a quien Dios atribuye justicia aparte de las obras:
(F)Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades han sido perdonadas,
y cuyos pecados han sido cubiertos.
Bienaventurado el hombre cuyo pecado el Señor no tomara en cuenta(G).
¿Es, pues, esta bendición sólo para[b] los circuncisos[c], o también para[d] los incircuncisos[e](H)? Porque decimos: A Abraham, la fe le fue contada por justicia(I). 10 Entonces, ¿cómo le fue contada? ¿Siendo circunciso[f] o incircunciso[g]? No siendo circunciso[h], sino siendo incircunciso[i]; 11 y recibió la señal de la circuncisión(J) como sello de la justicia de la fe(K) que tenía mientras aún era incircunciso[j], para que fuera padre de todos los que creen(L) sin ser circuncidados, a fin de que la justicia también a ellos les fuera imputada; 12 y padre de la circuncisión para aquellos que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen en los pasos de la fe que tenía nuestro padre Abraham cuando era incircunciso[k]. (Romanos 4: 1-12, RV)

En Gálatas capítulo 3, Pablo da una norma para distinguir entre los verdaderos y falsos evangelios:

 ¡Oh, gálatas(A) insensatos! ¿Quién os ha fascinado[a] a vosotros, ante cuyos ojos Jesucristo fue presentado públicamente como crucificado(B)?Esto es lo único que quiero averiguar[b] de vosotros: ¿recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe[c](C)? ¿Tan insensatos sois? Habiendo comenzado por[d] el Espíritu, ¿vais a terminar[e] ahora por la carne? ¿Habéis padecido tantas cosas en vano? ¡Si es que en realidad fue en vano(D)! Aquel, pues, que os suministra el Espíritu(E) y hace milagros[f] entre vosotros(F), ¿lo hace por las obras de la ley o por el oír con fe[g](G)? Así Abraham creyo a Dios y le fue contado como justicia(H)
 (Gálatas 3: 1-6)

Tenga en cuenta que Pablo defiende el verdadero evangelio en contra de cualquier llamado "evangelio" que añade o quita el "oír con fe":

"¿Recibieron el Espíritu por las obras de la ley o por el oír con fe?"

Es decir, el creer (“así como Abraham creyó a Dios ' ") en la obra terminada de Cristo solamente (" ante cuyos ojos Jesucristo fue presentado como crucificado") a favor de uno, es suficiente para la salvación. Más específicamente, uno es salvo por Cristo, siendo la fe el único y solo instrumento de justificación.

No hay obras. No hay ritos religiosos. No nada. Sólo Cristo. Todo lo demás es un evangelio diferente.
Esto incluye la enseña de la  Visión Federal que dice que el "bautismo en agua y las obras se necesitan para la salvación."

Este punto de vista agrega al "oír con fe" el requisito del bautismo en agua y obras; y niega que uno reciba el Espíritu por "el oír con fe," y en su lugar dice que uno recibe el Espíritu por el agua y la obediencia.
Al diferir con la suficiencia de "oír con fe", entonces se convierte en un evangelio diferente. De acuerdo a Escritura, aquellos que sostienen esta teología están bajo maldición. Su única esperanza es la suficiencia de la justicia y muerte sacrificial de Cristo, recibida a través de la fe sola.

Uno no se salva por el agua y sus propias obras, sino por la gracia solamente a través de la fe solamente en Cristo solamente

La "Profesión de la Visión Federal conjunta " firmada por muchos, revela mucho acerca de la teología Visión Federal. Publicado en 2007, fue escrito por Doug Wilson (ministro, CREC), y firmado por los siguientes: Peter Leithart (ministro, PCA), Jim Jordan (ministro, maestro en general), Steve Wilkins (ministro, PCA), Randy Booth (ministro, CREC), John Barach (ministro, CREC), Rich Lusk (ministro, CREC), Jeff Meyers (ministro, PCA), Tim Gallant (ministro, CREC), Ralph Smith (ministro, CREC), y Mark Horne ( ministro, PCA).

En la sección de la Profesión "Justificación por la fe,"  la fe salvadora se llama "un ser vivo, activo, y personalmente leal".
Pero hay una diferencia abismal entre “confianza en la obra salvadora de Cristo,” que es todo lo que se necesita para la justificación y la lealtad personal a Él, que es lo que enseña la VF!

"La lealtad" no significa creencia o fe, en absoluto; significa más bien, como el diccionario lo pone, "la fidelidad a los compromisos u obligaciones"!

La VF confirma una vez más su defensa de la justicia por obras, cuando afirma: "Negamos que la fe está siempre sola, incluso en el momento del llamamiento eficaz."

Esta declaración es muy explícita y no bíblica. Según las Escrituras, el llamado eficaz precede a la fe salvadora y la fe salvadora precede a las buenas obras de un cristiano.

Pero la VF afirma que la fe esta por lo menos presente "en el momento del llamamiento eficaz", y que la fe incluye obras desde el principio (“Negamos que la fe está siempre sola"). En resumen, la implicación de la enseñanza de la VF es que antes de que alguien pueda ser justificado por la fe, las obras son necesarias.

En su sección sobre la apostasía, la Visión de la Profesión Federal de Fe afirma que el bautismo en agua salva, y que uno puede perder su salvación. Dice:

“por la fe, las obras son necesarias.”

 En su sección sobre la apostasía, la VF afirma que el bautismo en agua salva, y que uno puede perder su salvación. Dice:

"Todos los que son bautizados en el nombre trino están unidos con Cristo en su vida de pacto, y así los que caen de ese primer puesto de la gracia de hecho caen de la gracia."  Y añaden, "La conexión que un apóstata tuvo que Cristo no fue meramente externa" (Manteniendo que la salvación por el bautismo en agua, y que uno puede caer de la gracia, según esta lógica la salvación es por obras.)


Una vez más vemos que la Visión Federal rechaza la fe como un instrumento suficiente de la justificación, y sostiene que el bautismo en agua nos une con Cristo» y lleva a la  personas a una "posición de gracia." La VF es Herejia.

Caesar Arevalo

Wednesday, September 28, 2016

LA HEREJIA DE LA VISION FEDERAL, SALVACION POR BAUTISMO Y LAS OBRAS



LA "VISION FEDERAL":  Un Evangelio Falso

El campo de la teologia de la "Visión Federal" tiene varios errores con respecto a la doctrina bíblica de la salvación; pero, si tuviéramos que resumir el "evangelio" de la  "Visión Federal," en pocas palabras, es la siguiente: 

"usted es salvo inicialmente por el bautismo en agua, y debe mantener su salvación por obras."

Al hacer el trabajo del bautismo de agua el comienzo de la salvación, y el fin de la salvación las obras en forma continua, "la Visión Federal" comete el error de confundir espiritualmente en forma letal la justificación y la santificación. Es decir, en lugar de mantener que las buenas obras son el resultado natural de ser salvados mediante la fe sola, la "Visión Federal" sostiene que las buenas obras son cruciales para alcanzar la salvación. Y de acuerdo con el apóstol Pablo, esto es herejía (Gálatas 1: 6-9; 3: 1-13, 5: 1-4).

Esta es la razón por la cual los Reformadores protestantes se opusieron a Roma; entendieron que la justificación es una sola vez por todas el acto de Dios, en lugar que, de acuerdo con Roma y la Visión Federal, un proceso de toda la vida. Pues hace que la salvación sea un proceso de toda la vida, la Visión Federal, al igual que el Arminianismo, niega la perseverancia de los santos. Pues si se puede llegar a obtener la salvación, se puede perderlo también.

Mientras que los "Visionists federales" reconocen que Jesucristo es el fundamento de la salvación, niegan que la fe es el único instrumento de justificación. Y ese es el tema en Gálatas-"los judaizantes negaron la suficiencia del "oír con fe" para la justificación."

" Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe 
vivirá;" (Gal. 3:11)

Caesar Arevalo

Tuesday, September 27, 2016

LA “LETRA MATA”…..NO SE REFIERE AL ESTUDIO DE TEOLOGIA


INTRODUCCION

Es común entre sectas pentecostales el oír que el estudio de teología o de la Biblia, es catalogado como la “letra” que mata. Esta teología popular es en base a ignorancia. Claro, el pentecostal estudiado y egresado de Seminario es la refutación práctica a los adherentes ignorantes de esta secta. Pero aunque parezca mentira, hasta ahora muchos esgrimen tal argumento como un rechazo al estudio sistemático de las Escrituras.

La pregunta es ¿a que se refiere este texto? Para entender se debe de leer el contexto, el cual nos ayuda a entender que es lo que Pablo trató de comunicar a la Iglesia de Corinto y a nosotros.

2 Corintios 3:1-6

¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O tenemos necesidad, como algunos, de cartas de recomendación para vosotros, o de recomendación de vosotros?
Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres;
siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra,(A) sino en tablas de carne del corazón.
Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios;
no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios,
el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto,(B)no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica.
Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro,(C) la cual había de perecer,

La posición del Nuevo Testamento del "nuevo pacto" se hace más claro en 2 Corintios 3 cuando, como parte de su auto-defensa (v. 1), Pablo apela a la naturaleza del Nuevo Pacto con el fin de reivindicar su fidelidad a su cargo y a los Corintios.

La propia congregación de Corinto es la "carta de recomendación" de Pablo (v. 2). Esa carta está "escrita en nuestros corazones." Esta es la prueba de que el ministerio de Pablo es legítimo y de su éxito en el ministerio.

Mientras que él invoca la imagen de Jeremías 31 él crea una analogía que se completa a través del pasaje:

31 He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto(A) con la casa de Israel y con la casa de Judá.
32 No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová.
33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón;(B) y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.
34 Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.(C)

La congregación es una carta escrita por el Espíritu Santo (v. 3) no en tablas de piedra, sino en tablas de carne.

Pablo afirma que esta confianza, que la iglesia es la carta de recomendación, está fundamentada en Cristo para Dios.

Ahora, uno no debe perder la significación de la diferencia aquí entre las "tablas de piedra" (Moisés, el pacto del Sinaí) y las "tablas de carne."

El contraste establecido no es entre Abraham (o Noé) y el nuevo pacto, sino entre Moisés y el nuevo pacto.
Esta es la base conceptual en su lugar cuando Pablo finalmente usa la expresión "nuevo pacto" en el vs. 6. El antiguo pacto era tal que se podía romper, pero el nuevo pacto no puede ser quebrantado.

Pablo define el ministerio de la letra en el versículo 7, “ministerio de muerte grabado con letras en piedras.”
Pablo es un ministro de un convenio inmutable y se conecta a su confiabilidad a la naturaleza del pacto. Este es el marco conceptual dentro del cual hay que leer el contraste entre "Espíritu" (Espíritu Santo) y "letra" (grammatos) refiriéndose al código escrito de la ley Mosaica (v 7). 

La letra, entonces, es la ley Mosaica, el antiguo pacto, “ministerio de muerte.” La ley Mosaica fue pensado el conducir a los pecadores al conocimiento de su pecado y para hacer que busquen a un Salvador. El Espíritu da (nueva) vida.

Él soberanamente regenera y ahora, en el nuevo pacto, vivimos a la luz del cumplimiento de las promesas incrustadas en la revelación tipológica general y en el (antiguo) pacto mosaico específicamente.

Una vez más, este tipo de contraste no es completamente nuevo. La promesa de las "tablas de carne" y el contraste con las  "tablas de piedra" vienen de Ezequiel 36:29

26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.
En el Antiguo pacto Mosaico Jehová llamó a los israelitas a "circuncidar el prepucio de sus corazones" (Deut 10:16) y prometió que él mismo "circuncidará tu corazón y el corazón de tu descendencia, para que ames al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, para que vivas " (Dt 30: 6).


Este es el significado de 2 Corintios 3:1-11      

Caesar Arevalo

Sunday, September 25, 2016

LA HEREJIA DE "LA VISION FEDERAL": TABLA DE COMPARACION CON LA TEOLOGIA REFORMADA


TABLA DE COMPARACION ENTRE
LA “TEOLOGIA DE LA VISION FEDERAL” Y LA 
TEOLOGIA REFORMADA


INTRODUCCION

La llamada teología de “Visión Federal” es una herejía, y se  habla mucho de esta doctrina dentro de algunos grupos que se identifican con la reforma y reconstruccioncitas. Su creador, Norman Shepherd deja un rastro de controversia que se remonta por lo menos desde la década de 1970. En 1977 se presentaron cargos contra él en el Presbiterio de Filadelfia de la OPC.

A raíz de estos cargos Shepherd presentó al Presbiterio su "Treinta y cuatro tesis sobre la justificación en relación con la fe, el arrepentimiento y las buenas obras."  Aquí se hace la obediencia necesaria para la justificación:

El fundamento exclusivo de la justificación del creyente en el estado de justificación es la justicia de Jesucristo, pero su obediencia ... es necesario para continuar en un estado de justificación (Tesis 21). 

En 1982, Norman Shepherd fue despedido de su puesto de profesor en el Seminario Teológico de Westminster tras una investigación de 7 años sobre si él estaba enseñando la justificación por la fe y las obras. [3] En su libro de 2000 “La Llamada de la Gracia,” Shepherd aboga por tanto la salvación por las obras, y cuestiona el punto de vista protestante que distingue la fe salvadora de buenas obras.

A continuación presento una tabla elaborada por pastor Brian Schwertley en donde compara la teología de la “Visión Federal” y la de Teología Reformada:


TEOLOGIA DE LA ‘VISION FEDERAL”
TEOLOGIA REFORMADA
Pacto es la relación que tiene sus raíces en la relación entre las personas de la Trinidad ontológica.
Pacto es un acuerdo. El pacto de gracia se establece con el pacto de la redención (pactum salutis).
.
Antes de la caída,  Adán estaba bajo un pacto de gracia.
Antes de la caída,  Adán estaba bajo un pacto de obras
Después de la caída Dios requiere una obediencia parcial a su ley con el fin de ser justificados. Esta obediencia parcial es cumplida por los fieles cristianos y resulta en la justificación final.
Después de la caída Dios requiere una obediencia perfecta y perpetua a su ley en pensamiento, palabra y acción con el fin de ser justificados. Esta obediencia perfecta y perpetua es cumplida por Jesucristo y se imputa a los pecadores creyentes.
La vida sin pecado de Jesús es sólo un ejemplo de la fidelidad de su pueblo a seguir.
La vida sin pecado de nuestro Señor no sólo es un ejemplo, pero es también un cumplimiento del pacto de obras que es necesario si un pecador creyente es declarado justo delante de Dios.
Los cristianos son justificados por la fe y la fidelidad (es decir, la perseverancia en la obediencia personal).
Los cristianos son justificados solamente por la fe aparte de las obras de la ley.
La fe y la obediencia son necesarias para obtener la justificación final. La fe es introspectiva. Se divide entre Cristo y la fidelidad del creyente. La obediencia es un co-instrumento de justificación.
La fe es el único instrumento que se aferra a Cristo y su redención cumplida. La fe es extraspectiva. La obediencia es un fruto de la justificación.
La fe y la obediencia son la misma cosa. La fe es compleja e incluye los frutos de la fe.
La obediencia fluye de la verdadera fe y se distingue de ella. La fe es sencilla.
Las buenas obras o la fidelidad del pacto tienen un papel importante que desempeñar en la justificación final de un creyente.
Las buenas obras de los creyentes están manchadas con el pecado, son sin mérito y sólo demuestra la realidad de la fe salvadora.
La condenación  de Pablo de las obras de la ley en relación con las exigencias de justificación sólo son  las leyes ceremoniales o marcadores de identidad judía que excluyen a los gentiles del pacto.
La condena de Pablo de las obras de la ley en relación con la justificación se refiere a toda la ley: ceremonial y moral. La antítesis tradicional protestante de la ley / evangelio protestante sigue y permanece.
La Justificación se refiere únicamente al perdón de los pecados y no la imputación de la obediencia activa [o preceptiva] de Jesús. El perdón se complementa con fidelidad al pacto que da lugar a la justificación final.
La Justificación implica la imputación de la culpa del pecador creyente y la responsabilidad de la pena a Cristo en la cruz y la justicia perfecta de nuestro Señor para el creyente. El pacto de buenas obras o la fidelidad del cristiano no tienen nada que ver con la justificación.
Si una persona no continúa en la obediencia a la justificación recibida cuando son bautizados se retira y la persona se vuelve apóstata y pierde su salvación.
Debido a que la justificación de un cristiano se logra únicamente por Cristo, no puede perderse. Las personas que nunca tuvieron fe salvadora apostatan  y nunca fueron justificadas en primer lugar (1 Jn 2:19;. Mt. 7:23).
La santificación si se continúa con fidelidad conduce a la justificación final. El proceso que conduce a la justificación es sinérgica.
El momento en que una persona es justificada, el proceso de toda la vida de la santificación comienza. La justificación de los pecadores es monergista.
El pacto de gracia incluye condiciones. Una condición es fiel obediencia o de buenas obras. La rectitud personal, la obediencia o las buenas obras de los creyentes tienen "valor" salvífico (es decir mérito) delante de Dios.
El pacto de gracia sólo tiene una condición que es la fe. Esta fe es un regalo. Es instrumental y sin mérito. Simplemente  agarra a la persona y obra de Cristo.
Puesto que la fe y la obediencia son la misma cosa y que recibimos la vida glorificada de la misma manera como Adán antes de la caída, el pacto de gracia es un aguado pacto de obras (es decir, una obediencia parcial ahora se requiere para la justificación final).
El pacto de gracia es radicalmente diferente del pacto de obras, porque Cristo, el segundo Adán cumple los términos del pacto en nuestro lugar. Las personas que están bajo la culpa y el poder del pecado no pueden alcanzar o incluso contribuir a su propia justificación.



Caesar Arevalo